• català
  • español
  • english

  • Main menu:

    sigue en vivo

     

    Mountaineers for Himalayas Foundation

     

    sigue en vivo




     

    RSS Español
    patrocinadores

    Links:

    MENTIRAS Y VERDADES A 8.000 METROS

    13/6/2010

    6003

    Ayer recibí mi diploma que certifica que he hecho la cumbre del Everest, según las verificaciones realizadas por el “Ministerio de Turismo” de Nepal.

    Por suerte, yo tengo confirmada y verificada mi cumbre tanto por el Ministerio de Turismo (Que hace declarar a los sherpas y a la organización logística que nos daba servicio);  Mrs.Hawley, conocida como la notaria del ‘Himalaya’ (que lleva un registro meticuloso de quien ha hecho o no cumbre en cada cima, con control vía entrevistas, fotos de cumbre y preguntas a diferentes testigos); y todos los sherpas y escaladores colombianos con los que compartimos la aventura desde el Campo Base hasta el fondo.

    Pero una de las cosas que más me ha sorprendido durante todo este mundo alpinístico de alto nivel que he ido coincidiendo durante los últimos años, es que hay un montón de mentirosos que dicen haber alcanzado cosas que no son ciertas.  He constatado muchos caso de alpinistas de altísimo nivel, muy conocidos por la opinión pública, que han mentido deliberadamente sobre el hecho de haber llegado arriba del todo de una montaña, cuando hay un montón de testigos y otras evidencias que lo desmienten.

    Este deporte, al no estar basado en unos resultados de pura competición, y ostentar unos valores más puros y nobles que a la mayoría de las otras disciplinas de otra presión y compromisos.  Pero una vez uno está dentro, ve que hay cierto romanticismo que sólo se da de fachada, y que detrás del escenario tiene una ambición desmedida para demostrar resultados inciertos y dudosos con el único objetivo de conseguir patrocinio e impacto mediático.

    Yo no me considero nunca un deportista de élite, ni ningún talento especial para lograr resultados de primera línea.  Pero me indigno cuando veo deportistas que había respetado y admirado, y que son de un gran nivel en su respectiva especialidad, diciendo mentiras para poder demostrar resultados que no corresponden a la realidad.
    No me imagino cuanto deben sufrir estos supuestos alpinistas habiendo dicho que han logrado una cosa que ellos saben que no se ha alcanzado, después de convivir con este engaño durante mucho tiempo.  Es imposible que uno se sienta bien consigo mismo y esté mínimamente feliz habiendo llevado su pasión a una situación tan miserable.  Y si alguien no sufre habiendo mentido es esta manera, pienso que no es merecedor ni de compartir este deporte tan puro y noble, ni de tener el más mínimo reconocimiento y admiración por parte del público montañero o de los seguidores de ámbito general.

    Con todo ello no quiero decir que la mentira sea una cosa generalizada, pues estoy convencido de que la mayoría de montañeros son sinceros y consecuentes con sus resultados.  Pero como siempre, una minoría en un colectivo, crea excesiva confusión y desprestigio en el mismo como para generalizar la opinión sobre el todo.

    ¡Participa! Escribe un comentario




    Els vostres comentaris

    Comentario de “monca”
    Fecha: 18 June 2010, 0:02

    Vaja Home !!!

    Això també passa al trial….

    Comentario de jaume tolosa
    Fecha: 14 June 2010, 11:49

    A tots els esports hi ha -malauradament- trampes. Digues doping digues trampes com les que denuncies. No conec el món de l’alta muntanya, però m’ho suposava que no tot era net i maco.
    Crec també, que com en el cas del doping es fa públic, aquí també s’hauria de dir qui son els que no han jugat net.

    Comentario de ser13gio
    Fecha: 14 June 2010, 10:21

    Me suena al dóping de otros deportes, una mentira y una farsa mantenida por todos sus actores, deportistas, jefes de equipo, patrocinadores, médicos, organizadores… pero que actuando como una auténtica mafia, todo queda dentro, en La Familia. Nauseabundo.

    No me lo esperaba de la montaña, pero veo que al final todos somos humanos, vanidosos, egoístas, mentirosos, aunque confío que sea una pequeña minoría. Una pena.

    Saludos,
    s