• català
  • español
  • english

  • Main menu:

    sigue en vivo

     

    Mountaineers for Himalayas Foundation

     

    sigue en vivo




     

    Llistat de noticies:

    RSS Español
    patrocinadores

    Links:

    ETAPA 3

    31/03/2009

    Lo siento, este artículo no está disponible en español

    CRÓNICA DEL DIA

    Completada la tercera etapa.

    Los tres corredores han acabado la etapa de hoy con 38,8 km a sus espaldas, llegando a finalizar la jornada en los siguientes tiempos aproximados:

    - 1º        David López          05h15
    - 2º        Miquel Noguera    05h20
    - 3º        Albert Bosch         05h33
    (Tiempos Equipo Saunier Duval – GoLite)

    La etapa ha sido modificada de un modo muy reducido y, según la organización, ha sido bastante dura debido a que la etapa prevista era principalmente plana y al final han tenido que hacer un bucle volviendo al mismo campamento. Durante este trayecto han pasado por un Erg de 7 km que ya estaba previsto, aunque al km.20 se han topado con varias montañas, dando mucho desnivel a la segunda mitad de la jornada, con dunas de 5km que eran suficientemente altas como para castigar aún más, si cabe, sus piernas después de 34 km de Marathon.

    Respecto a la salud y forma física de nuestros corredores, confirmar que se encuentran en perfecto estado. Sólo muscularmente un poco cargados y con alguna ampolla en los dedos de los pies, con la excepción de Miquel que tiene una un poco más grande en la planta de uno de éstos.

    LA SIGUIENTE JORNADA

    Mañana tenemos la etapa reina de la “Marathon des Salbes”: 80,5 km durísimos e interminables por el desierto, con un máximo de 34 horas para culminarla si no se quiere quedar fuera de la cursa. Evidentemente, en una etapa tan larga hay todo tipo de terrenos posibles. El gran reto será intentar acabarla y, entonces, tener todo el día seguiente para descansar. Y si no lo conseguimos, a llenarnos de moral y descansar como podamos durante la noche en medio del desierto, para llegar con las pocas fuerzas que nos queden el jueves al campamento final de la etapa.

    COMENTARIO DE LES CORREDORES
    Albert Bosch

    DESERT, MON AMOUR

    Últimamente, cuando me preguntan si la actual crisis económica me afecta, les contesto que, efectivamente me afecta, y además, de una manera brutal.  Les digo que se pueden imaginar hasta que punto estoy en crisis que yo, antes, ya hace unos cuantos años, corría por el desierto en coche y en moto, después ya sólo podía permitírmelo de hacerlo en bici, y ahora, con la puñetera crisis, ¡¡ya únicamente puedo venir a hacer carreras a pie!!

    Evidentemente, esto es una coña, pues independientemente de si me afecta o no la crisis a nivel profesional, el hecho es que estoy muy feliz de poder tener la experiencia de vivir el desierto desde la perspectiva de un corredor de ultra-resistencia a pie.

    El año 1996 tuve mi primer encuentro con las dunas participando en el “Rally de l’Atlas” en moto.  Fue un bautismo bastante traumático, por diferentes problemas mecánicos graves que tuve.  Sólo os diré que la primera vez en mi vida que hacía una duna, fue entrando a pie aguantando y guiando la moto al lado, pues tenía el ‘Buje’ de la rueda trasera reventado, y si bien la máquina podía avanzar, no podía aguantar mi peso.  Pero debería de ser un enamoramiento a primera vista, pues desde entonces no he parado de hacer actividades bastante exigentes en el desierto.

    Des del 96, aparte del Rally del Atlas y de diferentes travesías en moto y en bici, he hecho dos Dakars en moto (’98-’99), cinco en coche (’00-’01-’05-’06-’07), una Titan Desert en bicicleta de montaña (’06), y ahora estoy participando en la carrera más emblemática que hay a pie por el desierto.

    En este terreno inhóspito, inmenso y magnífico, he sufrido muchísimo en diferentes circunstancias, pero también me ha aportado alguno de los mejores momentos de mi vida.  He aprendido a conocer y respetar el desierto, a la vez, y sobre todo, que a disfrutarlo en todas sus dimensiones.

    Aquí abajo, haciendo diferentes cosillas, he tenido heridas, ampollas, contracturas, huesos rotos, lágrimas, momentos de desesperación, noches enteras de marcha o de vivac, etc…  Pero todo esto, además de formar parte del juego, se ha visto ampliamente recompensado con todo lo que he obtenido a cambio y que forma una parte importante de mi baúl de los recuerdos, amistades y experiencias personales.

    En esta prueba mismo, se bien estoy sufriendo mucho, me está encantando y estoy eufórico etapa a etapa, por poder estar exprimiendo esta nueva experiencia en el Sahara.  Yo aquí soy un debutante total, pero en la vertiente del entorno dónde se desarrolla la carrera, es como si me reencontrase con un ya viejo amigo con quién he compartido grandes momentos de todos los colores.

    No sé si volveré nunca a la Marathon des Sables, pero seguro que en el futuro todavía me quedan muchas cosas a hacer en el desierto del Sahara y en otros del mundo.  

    ¡Participa! Escribe un comentario